Entre los objetivos de las ayudas están los de aumentar la utilización de materias primas en los procesos productivos, mejorando su transformación y especialmente su comercialización; el desarrollo de nuevos productos, el fomento de los productos de calidad, la innovación, la internacionalización, la digitalización y el marketing, preservando la seguridad laboral, la higiene y bienestar animal y mejorando las ratios de sostenibilidad social, económica y ambiental.