El principal debate dentro de las negociaciones de la Política Agraria Común (PAC) está girando en torno a su «arquitectura verde», según la Comisión Europea (CE), que ve importantes cambios en relación con la condicionalidad de las ayudas y los ecoesquemas.